¿Qué es el exudado vaginal?

Qué es el exudado vaginal

El exudado vaginal es remitido al laboratorio para el diagnóstico de vaginitis, una inflamación de la vagina, una alteración del equilibrio de la flora vaginal sin inflamación.

La infección vaginal es frecuentemente la causa de molestias en la mujer adulta y los síntomas de vaginitis son los síntomas de índole ginecológica que con más frecuencia ven ginecólogos y médicos de atención primaria.

El flujo vaginal normal es blanco, no homogéneo y viscoso. Contiene células epiteliales escamosas vaginales en un transudado seroso, así como material de las glándulas sebáceas, sudorosas y de Bartholin, y secreciones del cuello uterino. 

Se puede ver una pequeña cantidad de leucocitos polimorfonucleares, probablemente provenientes del cuello uterino. El pH está por debajo de 4.5, generalmente entre 3.8 y 4.2. Los organismos predominantes son lactobacilos, grandes bacilos grampositivos.

La cantidad de flujo normal varía de mujer a mujer y aumenta durante la ovulación, premenstrualmente y durante el embarazo. Una descarga normal no tiene un olor desagradable y no está asociada con irritación vaginal, picazón o ardor.

Papanicolaou

Papanicolaou

Diferencias entre exudado y Papanicolaou

El exudado vaginal detecta infecciones por bacterias, pero no por Mycoplasma, chlamydia o urea plasma. El Papanicolaou y la colposcopía están diseñados para evaluar lesiones asociadas a papiloma. Para detectar esos gérmenes necesitas solicitar cultivos específicos. Un estudio para cada uno de ellos.

¿Qué pasa si tienes relaciones antes de un exudado?

Pues se recomienda no tener relaciones tres días antes para evitar que la muestra salga alterada.

Es preferible posponer las relaciones sexuales a usar preservativo, porque la fricción puede provocar traumas leves en la mucosa o provocar inflamación, lo que a veces puede resultar en errores diagnósticos.

¿Cómo hacer el exudado durante el embarazo?

El flujo vaginal anormal en una mujer embarazada causa molestias y aumenta el riesgo de complicaciones. 

El manejo de dicha paciente es difícil ya que el médico deberá distinguir la leucorrea del embarazo del flujo vaginal patológico y también decidir sobre los medicamentos que se recetarán y que no están contraindicados en el embarazo.

El flujo vaginal en el embarazo es común, pero es difícil distinguir el flujo vaginal anormal de la leucorrea normal del embarazo. Dado que los hallazgos han demostrado que el trío de candidiasis vaginal, tricomoniasis y vaginitis bacteriana son causas comunes de flujo vaginal anormal en el embarazo.

Se deben hacer esfuerzos para excluir estas afecciones en pacientes embarazadas que presentan flujo vaginal para que el tratamiento apropiado pueda instituirse a tiempo.

Exudado durante el embarazo

Exudado durante el embarazo

Finalmente, la infección gonocócica también debe excluirse, ya que aunque es menos frecuente que otras, es una causa importante de morbilidad en las mujeres de los países en desarrollo.

Es una buena práctica, después de aproximadamente 36 semanas de embarazo, realizar una torunda vaginal y una torunda rectal para investigar la posible presencia de estreptococo beta hemolítico del grupo B (Estreptococos agalactia o incluso GBS) y establecer una terapia con antibióticos.

Este último punto es realmente controvertido ya que muchos médicos no están de acuerdo con la oportunidad de llevar a cabo siempre dicho tratamiento.

Según este último, solo deben tratarse las personas con mayor riesgo (mujeres con membranas rotas o que corren el riesgo de parto prematuro etc.) ya que, frente a un número significativo de mujeres infectadas, solo unos pocos niños terminan enfermando.